mujer embarazada

Son muchos los cambios que sufre el cuerpo de una mujer durante los nueves meses de embarazo y el parto. Es por ello que el postparto es una etapa primordial para la recuperación total de los elementos más dañados, siendo uno de ellos el suelo pélvico.

¿Qué le sucede en nuestro suelo pélvico tras el parto?

Durante el parto, el suelo pélvico se ve dañado debido a los estiramientos y compresiones de las fibras musculares, fasciales y nerviosas que lo componen. Esto causa el debilitamiento de la zona pélvica que, sin una buena recuperación durante el postparto, derivará en la perdida de calidad de vida tanto cotidiana como sexual.

Cada suelo pélvico es diferente por lo que los efectos sobre este varían totalmente entre mujeres. No obstante, los problemas más comunes en la zona pélvica abarcan desde la incontinencia urinaria y fecal debido a la perdida de fuerza de los músculos, a dolores de espalda o dolor durante las relaciones sexuales, causado por los desgarros en la zona perineal.

No tratar los primeros síntomas de un suelo pélvico debilitado durante el postparto puede acarrear problemas más graves como la aparición de prolapsos uterinos, es decir el deslizamiento del útero hacia la vagina.

Tratamiento para el suelo pélvico tras el postparto

Existen diferentes tratamientos para cuidar la zona y prevenir problemas. Estas prácticas se basan en el refuerzo de los músculos del suelo pélvico

Durante la primera fase del postparto, el postparto inmediato, se recomienda a las mujeres mantenerse activas llevando a cabo ejercicios de potenciación muscular suaves acompañados de técnicas sin presión abdominal además de realizar ejercicios de control diafragmático y respiratorio. Progresivamente, durante el postparto tardío, se deben realizar ejercicios de contracción en diferentes posiciones, intensidades y tiempos que nos permitirán reforzar la musculatura de nuestro suelo pélvico.

Gracias a las innovaciones en técnicas de rehabilitación del suelo pélvico estos ejercios pueden ser asistidos por equipamiento que de forma pasiva nos ayudará a realizar las contracciones necesarias. En concreto la Silla, gracias a un campo magnético focalizado en la zona, permite recuperar la calidad muscular pélvica perdida.

Es fundamental acudir a un especialista para encontrar el tratamiento que más se adapte a tu situación permitiéndote recuperar tu calidad de vida tras el parto lo antes posible. Pide cita con el equipo de la Unidad de Salud Pélvica de la Clínica Euskalduna y resolveremos tus dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Muguerza-Franco S.L. (Nº RPS: 75/19) +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.