ropa ajustada mujer caderas

Una mala elección de las prendas puede aumentar el riesgo de infecciones y la proliferación de hongos y bacterias.

Un suelo pélvico dañado puede ocasionar grandes molestias en quienes la padecen llevando incluso a ser un tormento para muchos y muchas. Las causas pueden ser varias, desde genética hasta realizar un ejercicio inadecuado. No obstante, no mucha gente repara en que la ropa puede ser una de las causantes de este debilitamiento.

Pantalones pitillo, skinny, faldas ajustadas, corsés o tops exageradamente ceñidos… en el mercado de la moda encontramos cantidad de prendas que prometen (y a veces consiguen) realzar la figura. Sin embargo, al margen del resultado estético que conseguimos, esta clase de prendas pueden estar comprometiendo nuestra salud y en concreto, la salud pélvica.

Moda vs salud

Todos los días nos vestimos, seleccionamos las prendas y nos la ponemos sin más, en la mayoría de casos, sin pensar más allá de la estética o funcionalidad. Lo mismo ocurre con el calzado, en particular entre las mujeres, llevando tacones muy altos sin tener en cuenta los problemas que ese uso puede acarrear en el futuro en la espalda o los pies.

La Sociedad Española de Cardiología establece que las prendas apretadas dificultan la circulación sanguínea de todo el cuerpo y sin un correcto flujo de sangre, los problemas no tardarán en llegar. En el caso de los pantalones, unos muy ajustados de tejido no elástico puede llegar a provocar una compresión tal de las venas que se originen trombos, aunque es más habitual la aparición de varices.

En lo que respecta al suelo pélvico, una mala circulación y compresión en el área puede favorecer el paso de bacterias del ano hacia la zona vaginal, lo que aumenta el riesgo de infecciones en tejidos y de orina. Asimismo, puede aumentar el calor y la humedad en el área genital, convirtiéndose en un ambiente ideal para la proliferación de hongos y bacterias.

¿Cuándo la ropa es demasiado ajustada?

Según La Fundación Española del Corazón, una prenda es demasiado ajustada cuando cumple con las siguientes características:

  • Dificulta la movilidad como agacharte, estirar los brazos… o te obliga a mantener la tripa hacia dentro.
  • Tras su uso te deja marcas en la piel.
  • Sientes hormigueo o entumecimiento en algunas partes del cuerpo como manos, pies…
  • Notas dolor en el bajo vientre o en las lumbares tras llevarla varias horas.

En caso de que tus prendas cumplan con estas características, lo mejor será desecharlas y sustituirlas por prendas más cómodas y holgadas, tu cuerpo te lo agradecerá.

Recuerda que los especialistas de la Unidad de Salud Pélvica Muguerza-Franco en la Clínica Euskalduna pueden ayudarte si has notado dificultad o dolor en el área pélvica. Solicita tu primera cita gratuita en el 94 410 62 86 o contáctanos a través del formulario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Muguerza-Franco S.L. (Nº RPS: 75/19) +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.