posturas sexuales, pareja en la cama

Como comentábamos en el anterior post, la calidad de las relaciones sexuales tiene relación directa con la musculatura pélvica, ya que la mayor parte de los trastornos físicos localizados en esa zona (molestias, dolores) los causa el debilitamiento de su suelo.

Un suelo pélvico sano aporta múltiples beneficios, entre ellos un mayor disfrute del acto sexual. Por ello, si la musculatura pélvica tiene la tonificación adecuada las sensaciones son mucho más intensas y el clímax se alcanza con mayor facilidad e intensidad, en especial en el caso de las mujeres.

Además de los ejercicios de Kegel y, por supuesto, la Silla Emsella, hay una serie de posturas sexuales que contribuyen a fortalecer el suelo pélvico y que seguidamente os comentamos:

El perrito

Es una de las posturas más sencillas de practicar. Consiste en que la mujer se coloque en cuadrupedia y que el hombre, por detrás, tome el control de la acción de manera directa. Se aconseja contraer y relajar los músculos pélvicos a distintas velocidades; de esa forma se ejercita su suelo con facilidad.

La doma

En este caso la mujer se sienta encima del hombre, dándole la espalda, y es quien marca el ritmo. A través del movimiento de la pelvis se puede contraer no solo la vagina, sino también los músculos del perineo.

El elefante

La mujer se tumba boca abajo, con las piernas abiertas, y el hombre se coloca encima. En esta postura se estimulan las paredes vaginales y el punto G y, para ejercitar el suelo pélvico, es necesario realizar movimientos circulares al tiempo que se toma el control de la respiración.

La hamaca

El hombre permanece sentado, con las piernas flexionadas y agarra la parte superior de sus rodillas. La mujer se coloca en el espacio entre las piernas y el tronco y, dado que tiene libertad total de movimiento, puede realizar los ejercicios de Kegel. Es importante relajar la musculatura al dejarse caer y contraerla al elevarse.

La amazona

En esta postura el hombre se tumba boca arriba con las rodillas dobladas y la mujer se coloca encima a horcajadas, usa las piernas del hombre como punto de apoyo y marca el ritmo. Es necesario contraer el suelo pélvico al levantarse y relajarlo al descender.

Mejora tu suelo con Emsella

Una musculatura pélvica en buenas condiciones incrementa el riego sanguíneo, relaja los músculos vaginales y aumenta la lubricación. Si necesitas fortalecerlo, y has probado con ejercicios de Kegel y posturas sexuales sin resultados, visítanos.

En la Unidad de Salud Pélvica de Clínica Euskalduna trabajamos con las últimas tecnologías y somos especialistas en el método más puntero del sector: la silla BTL Emsella. Si deseas más información sobre el tratamiento consulta nuestra página web y pide cita en el teléfono 944 106 286 o a través del formulario de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Muguerza-Franco S.L. (Nº RPS: 75/19) +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.